Alza en el precio de carburantes y consumos energéticos. ¿Cómo afrontar las subidas? - SAGÍA SAGÍA

Alza en el precio de carburantes y consumos energéticos. ¿Cómo afrontar las subidas?

26 julio, 2018
Alza en el precio de carburantes y consumos energéticos. ¿Cómo afrontar las subidas?

Ahora que hemos clausurado un curso más, los Centros Educativos muestran una cierta calma sólo alterada por los campamentos de verano, mientras los equipos directivos de los centros ultiman detalles del próximo año académico: la ausencia de niños no implica menor trabajo, ahora los equipos directivos deben –entre otras tareas- perfilar y diseñar los nuevos horarios escolares del curso próximo, gestionar cargas lectivas a los docentes y preparar las diversas actividades escolares que, por trimestre, gozará cada clase.

Entre todas las tareas hay una que —para el gerente administrativo— se antoja relevante: las compras de bienes y servicios para el centro, y la supervisión tanto de los proveedores, como de las facturas; sobre todo en un momento crucial en el que se anuncian elevados incrementos de los suministros energéticos. ¿Cómo van a afrontar alzas tan rápidas en partidas imprescindibles como la luz / electricidad o el gas natural?

Los ‘consumos energéticos’ constituyen una de las partidas que más preocupa a los Colegios en el momento de afrontar el inicio del curso escolar, por la constante subida de precios que viene sufriendo en los últimos años. Tomando por base un colegio con aproximadamente 800 alumnos los costes en luz no son en absoluto baladíes. Hay que tener en cuenta que el pasado año (2017) los consumidores españoles hemos tenido que pagar el Megavatio hora más caro en una década. Además, por desgracia, como ya dijimos anteriormente, “los colegios con menos de 1000 alumnos son considerados por las empresas proveedoras de servicios como un cliente residencial”, teniendo escaso margen para la negociación de tarifas. A lo anterior, se une el hecho visto durante el primer semestre de 2018 que ha puesto de manifiesto cómo el precio de los insumos energéticos se ha mantenido anormalmente alto y con variaciones relevantes por motivos varios: climatológicos, geopolíticos, o de política nacional, precio internacional de otros combustibles, etc.

Y para este próximo curso que arrancará en poco más de dos meses, la situación económica no invita a pensar que los precios bajarán: el nuevo gobierno ya ha decidido igualar los impuestos a los carburantes diesel frente a la gasolina, encareciendo el precio de este combustible —el usado de manera generalizada por las flotas de autobuses escolares en España— en 14 céntimos por litro, lo cual implicaría una subida del 11,7%. En SAGÍA Educación estimamos que esta subida en el litro de carburante diesel —aunque originada para concienciar a los conductores respecto a alternativas verdes más limpias—, unidas a las tensiones geopolíticas internacionales y la tradicional subida de precios en la segunda mitad del año, traerán parejo otras subidas en los precios de otros productos derivados del petróleo como el gasóleo para calefacción, gas propano licuado, el gas natural, e incluso la electricidad.

Y precisamente por las subidas de precios que viven estas partidas, su importancia ha ido escalando posiciones en el escandallo de costes totales del centro, captando la atención de los gerentes administrativos de los Centros Educativos: cada mes cuesta más iluminar o calentar las aulas, mover las rutas escolares o encender el gas para las cocinas escolares. Un completo dispendio donde el responsable financiero tiene que hacer un auténtico encaje de bolillos para cuadrar todo el gasto energético con los ingresos que pueda recibir el colegio, tanto por convenio educativo, como por subvención o por cuotas de familias. Además, mientras estas partidas pueden sufrir alteraciones, incluso intradía, el Colegio no va a trasladar dichos ‘picos’ a las familias con lo cual se hace necesario una buena previsión de costes energéticos (al alza) contando con unos ingresos recurrentes concretos.

Para solucionar parte de ese ‘encaje de bolillos’ SAGÍA Educación propone emprender una serie de acciones conjuntas a sus centros clientes. Una de ellas es la agrupación de compras. Intentar negociar con cualquiera de los proveedores de gas y luz —por ejemplo— desde el despacho del gerente administrativo puede tener más o menos el mismo resultado que hacerlo a título personal (si quisiéramos negociar la tarifa de hogar). En SAGÍA Educación llevamos a un nuevo escalón dicha negociación agrupando los consumos de tu colegio con los de muchos colegios más. “La unión hace la fuerza” y los proveedores energéticos entonces sí escuchan y aplican descuentos muy interesantes al conjunto de instituciones educativas, a cambio de ordenar un poco la relación con el proveedor; y cuando nos referimos a descuentos hablamos de reducciones en las tarifas próximas al 40% en algunos de los productos energéticos que negociamos. Además, SAGÍA Educación está consiguiendo ya incluso tarifas variables o planas, siempre “a medida de la necesidad de cada centro”. Esto supone un auténtico alivio para las cuentas del cole: de entrada no ya sólo conseguimos importantes reducciones en los costes de las partidas más grandes, sino que conseguimos calendarios de pago ‘personalizados’ para cada centro, facilitando que cada gerente administrativo conozca —previamente— el plan de pagos por sus energéticos.

Desde SAGIA Educación recomendamos igualmente que cada colegio cuente con el menor número de proveedores posible; “si uno de ellos nos puede aglutinar luz, gas y combustible para la flota de autocares escolares y calefacción, lo idóneo es decantarse por este tipo, en lugar de tener un proveedor para cada tipo de energía, consiguiendo un mejor precio y servicio general”. SAGÍA Educación maneja hasta 30 categorías de compras distintas (Telecomunicaciones, Energía, Uniformes, Limpieza, etc.). Te animamos a que nos sentemos a tomar un café, elijas una categoría y empieces a afinar tu gestión (mejorar la calidad, servicio postventa y ahorro), y así dedicar tu tiempo “a lo importante, la enseñanza”. A medida que delegues más categorías liberarás más tiempo para tu proyecto pedagógico, y disfrutarás de un mayor ahorro.

Actualmente ayudamos a los equipos gestores de más de un centenar de centros educativos en Europa y América. ¿Quieres unirte a nuestra Comunidad? Puedes solicitar más información sin compromiso aquí.

________________________

Nota: Mientras hemos escrito este post, el precio del Mwh ha sido de 58€ (antes de impuestos y cargas). Si lo hubiera escrito hace exactamente un año habría costado 8€ menos el Mwh. Por suerte, con las agrupaciones de compras y supervisión de proveedores estamos rebajando los precios —incluso— de 2017

CATEGORÍAS